Saltar al contenido

Los Guardianes Centenarios

viñatigos centenario o guardianes centenarios

En el Municipio de Tacoronte, en los montes de Aguagarcía, existe un pequeño pero precioso sendero de laurisilva canaria, donde habita unos de los árboles más longevos de la isla: Los Viñátigos o Guardianes Centenarios.

Estos ejemplares cuentan con nada menos que entre 800 y 1000 años de antigüedad y forman parte del ecosistema de la laurisilva, un resto de una gran selva que predominaba sobre todo en el Norte de Tenerife y que fue desapareciendo tras la conquista española.

Estos viñátigos llamados Guadianes Centenarios están protegidos y se puede acceder a ellos gracias a un cómodo sendero que en sus primeros 500 metros está adaptado para discapacitados, el cual termina en un precioso merendero.

La Cuevas de Toledo

Siguiendo el sendero y a escasos 20 minutos de caminata podemos encontrarnos con un pequeño puente que cruza el cauce del Barranco de Toledo para encontrarnos con las Cuevas de Toledo o Cuevas del Vidrio.

Se trata de unas cuevas cavadas en forma de laberinto en el siglo XVI para la obtención de la traquita o «arena blanca», material indispensable para la fabricación del vidrio, el cual fabricaban con este material en un horno dentro del mismo bosque.

Es un lugar donde comúnmente juegan los niños en su interior, ya que tienen muy poca profundidad y no tienen pérdida alguna. Además cuentan con unas pequeñas aberturas hacia el sendero donde muchos se hacen fotografías.

Muy cerca de este lugar se encuentra el Parque Recreativo Lomo La Jara, Cruz de Fune y la pista forestal Fuente Fría.

Si quieres realizar el sendero de Los Guardianes Centenarios puedes seguirlo en WIKILOC

Powered by Wikiloc

A %d blogueros les gusta esto: