Saltar al contenido

Las Charcas de Erjos

Las Charcas de Erjos están ubicadas a las lindes de un pueblito llamado Erjos. Erjos es un pequeño pueblo del municipio norteño de Tenerife de Los Silos, ubicado dentro del Parque Rural de Teno.

Fue un lugar muy importante por sus tierras en la época de los guanches (antiguos pobladores de Canarias), ya que era muy rico en economía y era una ruta de paso de trashumancia.

Este pueblo es muy conocido ya que a su lado se encuentran las famosas Charcas de Erjos, también conocidas como el Paraje de los Dornajos y están repartidas entre los municipios de Los Silos y el Tanque.

¿Cómo se formaron las Charcas de Erjos?

Entre los años 70 y 80 del siglo XX se realizaron excavaciones para la utilización agrícola de la tierra en zonas del norte y sur de Tenerife.

La arcilla de esta tierra hicieron que, al ser una zona húmeda y donde suelen caer precipitaciones, el agua quedara depositada en estos socavones, transformando estos terrenos en depósitos naturales de agua, lo que hoy conocemos como las Charcas de Erjos.

En las estaciones más secas podemos encontrar las charcas con poca cantidad de agua, y las más pequeñas incluso completamente secas (aunque muy pocas veces ha ocurrido esto).

Flora y Fauna en las Charcas de Erjos

Muchas especies vegetales y animales han ido colonizando las charcas a lo largo de los años, como el sauce canario, el junco y el carrizo, que se han convertido en especies endémicas en esta zona, una típica laurisilva solo existente en las Islas Canarias.

Pero las protagonistas de la zona son sin duda las aves. Hay varias especies por las Charca de Erjos como la gallineta común, la agachadiza, la alpista, el águila pescadora, entre otras. Además, los charcos son un lugar de paso para las aves migratorias, que escapan de los inviernos muy fríos de Europa para refugiarse en nuestra tierra.

Aves en las Charcas de Erjos
Aves en las Charcas de Erjos

Senderos alrededor de las Charcas de Erjos

Existen gran cantidad de rutas para visitar las Charcas de Erjos,. A través de la aplicación Wikiloc te mostramos los más importantes pateos si las quieres visitar y elegir el sendero que veas más adecuado:

Nuestra visita a las Charcas de Erjos

Después de dejar nuestro vehículo en el pequeño pueblo de Erjos, tomamos un camino que nos conducía directamente a un pequeño sendero de baja dificultad. No tuvimos que caminar más de dos minutos hasta que empezamos a ver las primeras charcas a pocos metros de nosotros.

Parecían pequeños lagos en mitad del monte, y aunque la carretera estaba muy cerca, nos inundó una cierta sensación de lejanía, paz, de conectar con el medio natural que teníamos alrededor.

Más arriba podíamos contemplar el bosque en la cumbre, donde existen varios senderos, como el conocido Monte del Agua o Los Partidos.

Aproximadamente a la media hora de rondar por las charcas empezaron a acercarse unos cuantos grupos de extranjeros con sus respectivos guías, con lo que la magia fue desapareciendo en poco tiempo. El silencio se perdió, dándonos la sensación de volver a un ritmo de vida que al llegar había desaparecido.

Nos sentimos afortunados de ver las charcas llenas de agua por las recientes lluvias, no todo el mundo que va a visitarlas cuenta con la misma suerte, sobretodo después de bastantes meses de sequía y calor.

Pero queríamos más, así que volvimos al coche y nos fuimos hasta un mirador cercano para contemplar las Charcas de Erjos desde un punto más elevado y exprimir así nuestro viaje todo lo que podíamos. La mala suerte esta vez se apoderó de nosotros, ya que prácticamente al llegar una nube hizo acto de presencia y escondió perfectamente las charcas.

Pero una de cal y otra de arena. Al otro lado del valle, en el mismo mirador, se alzaban unas vistas mucho mejores, dignas de un cuadro. En la parte baja se podía observar cómo asomaban las casas de Santiago del Teide y el inicio de la carretera a Masca, y al otro lado se alzaba de forma imperativa El Teide, donde unas pocas nubes rozaban su pico. Un paisaje espectacular.

Conclusión sobre las Charcas de Erjos

Las Charcas de Erjos puede ser un lugar para disfrutar un buen día en familia. Las charcas y sus alrededores son hermosísimas y su acceso desde el pueblo de Erjos es muy sencillo, apto para ir con niños y personas mayores.

Además puede servir como punto de partida para realizar senderismo, tomar fotografías espectaculares o simplemente para relajarnos por unas horas.

Es uno de los lugares de Tenerife más especiales, y sin duda de la geografía canaria.

Cómo llegar a las Charcas de Erjos

Se puede llegar al pueblo de Erjos, en el Municipio norteño de Los Silos en coche, y adentrarnos en el sendero que entra a las Charcas de Erjos que está justo al lado del poblado. Si deseas visitarlas en guagua puedes coger la línea 325 de Titsa en la estación del Puerto de la Cruz.

 

A %d blogueros les gusta esto: