Saltar al contenido

La Séptima Batería de Costa

septima bateria de costas de los moricos

Nos trasladamos esta vez a la zona suroeste de la ciudad de Santa Cruz de Tenerife, debajo de la autopista del sur y del cuartel militar de Hoya Fría para visitar una antigua batería de defensas de la zona costera de la ciudad. La Séptima Batería de Costas, también conocida como Los Moriscos.

Fue construida en los años 50. Se trata de una de las baterías que antaño protegían a la capital de un posible ataque por mar por parte de las fuerzas inglesas, ya que tenían intenciones de atacar en la «Operación Pilgrim». Es una de 12 las baterías de costas que formaban parte de la defensa costera santacrucera.

emplazamiento de cañones vickers en septima bateria de costas de los moricos
Uno de los emplazamientos de los cañones

Constaba de tres cañones Vickers provenientes del Crucero Almirante Cervera al darse de baja de la Armada, unidos por una red interna de túneles, habitaciones y polvorines.

Parte de las instalaciones han quedado derruidas debido a la ampliación de la autopista del sur, aparte del vandalismo sufrido desde su abandono.

Nuestra visita a la  7ª Batería de Costas de Los Moriscos

Hay que reconocer que íbamos con cierto respeto a este lugar, ya que es un lugar frecuentado por personas sin hogar o por vándalos, así que la visita la hicimos con mucho cuidado.

Al llegar a la primera edificación por la parte de arriba de las instalaciones pudimos observar que claramente esa zona la habitaba un sin-techo, así que decidimos entrar por otro lugar.

Bajamos hasta donde se encontraba el primer cañón de artillería Vickers, un lugar altamente lleno de basura. Procedimos a entrar por uno de los túneles que llevaban al interior. Es en este momento cuando entendimos la enormidad de aquel lugar. Ante nosotros se habría un profundísimo túnel cuyo final no se veía con los focos que llevamos. Y empezamos a caminar.

Al final del túnel nos encontramos unas habitaciones, que creemos que eran un polvorín donde se almacenaban los pepinos de los cañones y una sala, y unas escaleras hacia un nivel superior, donde pronto encontramos una salida hacia otro de los cañones.

Verdaderamente nos sorprendimos muchísimo cuando salimos ya que el paisaje era totalmente diferente del que cuando entramos, dándonos cuenta de todo lo que habíamos caminado por aquel túnel.

Pero volvimos a entrar, dirigiéndonos por más túneles, habitaciones y estancias, parecía que no acababa. En una de las intersecciones subimos por un pasadizo que nos llevaba al lugar donde se encontraba el sin-techo del principio, así que decidimos salir al exterior a través de una pared derruida.

Pero queríamos más, así que nos dirigimos hacia un pequeño edificio en la parte más alta del «complejo», que daba acceso a unos nidos de ametralladoras en tres escalones. A su vez éstos también daban acceso a la estancia del sin-techo, así que salimos de ahí para acabar nuestra visita.

Conclusiones sobre la Séptima Batería de Costas

La defensa de las costas de Santa Cruz de Tenerife no era algo que se tomó a la ligera. Estas baterías constituían un impenetrable fortín para la ciudad, haciendo casi imposible una incursión por mar con éxito.

La enormidad de las instalaciones de la 7ª Batería de Costa nos dejó atónitos, no esperábamos encontrarnos con semejante base militar en toda regla, y eso que nos faltaron lugares que ver en nuestra visita.

Sabemos que existe un proyecto para la construcción de más adosados en esta zona ya que el terreno ha sido declarado como urbanizable. Pero no estaría mal que existiera un plan de conservación de estos lugares históricos de la isla y algún día tener una «Ruta de los Búnkeres» como existe con los castillos.

No aconsejamos visitar solos este lugar, nosotros éramos 4 y aún así íbamos extremando las precauciones en todo momento.

A %d blogueros les gusta esto: