Saltar al contenido

El Sanatorio abandonado del Teide

En esta ocasión te vamos a enseñar una forma diferente de visitar las Cañadas del Teide. Visitamos un antiguo sanatorio en pleno Parque Nacional del Teide, donde vamos a visitar un antiguo sanatorio abandonado.

Construcción de un sanatorio en El Teide

Probablemente nunca hayas oído hablar de estas ruinas, ya que después de su construcción no tuvo ningún uso. A mediados del siglo XIX la principal preocupación en cuestiones de salud eran la tuberculosis y las enfermedades respiratorias como la bronquitis. Se creía que Canarias contaba con un clima muy suave para el tratamiento y curación de éstas, sobretodo a grandes alturas.

Por ello se levantó en las faldas del Teide un Sanatorio con varios barracones o casas, pero hoy no quedan ninguno. Es en los años 30 cuando el Ayuntamiento de La Orotava decide volver a construir lo que hoy son conocidas como «Casas del Sanatorio» y la Casa del Médico.

Fue a partir de los años 50 cuando los avances médicos hicieron que el Sanatorio no se usase como terapia climática y, sin haber recibida nunca un solo paciente, se abandonó el proyecto, ya que aparecieron los primeros fármacos para tratar las enfermedades mencionadas.

el sanatorio abandonado del teide

Cómo llegar al Sanatorio fantasma del Teide

Existen una amplia red de senderos en el Parque Nacional, así que te explicamos cómo llegar al Sanatorio del Teide sin que te pierdas. En primer lugar decir que no se necesitan permisos para acceder a él, cosa que sí ocurre con otros senderos del parque.

Nuestra excursión parte desde el aparcamiento del Parador Nacional del Teide, un centro de visitantes con hotel y restaurante en plena planicie del Parque Nacional.

Justo detrás de éste se encuentra una pequeña ruta que nos lleva al famoso sendero de Siete Cañadas del Teide. A partir de aquí caminamos unos 45 minutos hasta encontrarnos con el sendero 16, llamado también el «Sendero del Sanatorio«, por el cual nos desviamos. A partir de aquí nuestro destino está a 15 minutos.

Las pequeñas construcciones no las vimos hasta que prácticamente estábamos al lado de ellas. El paisaje volcánico se encarga de esconderlas minuciosamente y así el paisaje no se ve «manchado» para poder contemplar durante todo el camino el inmenso volcán del Teide.

Si vas a visitar el lugar te recomendamos esta ruta de WIKILOC.

Powered by Wikiloc

Aunque no lo grabamos después, quisimos visitar el Teide desde arriba, subiendo en Teleférico y caminando por el sendero que lleva hasta la punta, a 3.718 metros sobre el nivel del mar, sin dejar de visitar, por supuesto el Mirador de La Fortaleza. Te lo recomendamos.



A %d blogueros les gusta esto: